photo Gif 2016_02_definitiu_zpsjeqf5clk.gif

UNISONIC -Unisonic [Ear Music / Edel]

Bendita la hora en que Dennis Ward se cruzó en el camino de Michael Kiske. Un camino que se encargaron de asfaltar convenientemente viejos conocidos como Tobias Sammet en Avantasia, Sascha Paeth en Aina, Roland Grapow en Masterplan e incluso Kai Hansen en Gamma Ray. Ninguno de ellos permitió que Kiske se apartara definitivamente del estilo que le encumbró a la fama, estilo del que renegaba sin pudor ninguno, provocando el odio de la mayoría de los fans que le idolatraban en su época Helloween. Pero sin embargo, él seguía poniendo su voz al servicio del metal cuando grandes músicos como éstos se lo pedían.

Pero cuando yo le perdoné todos sus desvaríos, cuando realmente disfruté (con todo el significado de la palabra) al escucharle, fue cuando apareció de pronto junto a Dennis Ward y presentó dos de los mejores discos de rock melódico que he escuchado en mucho tiempo.

Place Vendome’ y ‘Streets of Fire’ me hicieron disfrutar de la mejor versión de Kiske, me hicieron olvidarme de sus mediocres discos en solitario y sobre todo de su proyecto SupaRed.

Es por esa razón,  y por lo presentes que tengo en mi memoria aún esos dos álbumes, que esperaba ansiosamente a Unisonic. Y teniendo en cuenta que tres de los cinco miembros que componen ésta banda (no quiero pensar que sea un proyecto pasajero) son tres de los creadores de Place Vendome, me hacían ser muy optimista sobre lo que me iba a encontrar aquí. 

Michael Kiske como vocalista indiscutible y miembro fundador, Dennis Ward impresionante como bajista, compositor y productor, Kosta Zafiriou perfecto en su labor tras la batería y Mandy Meyer (Asia, Krokus, Gotthard) como el excelente guitarrista que es, fueron los primeros  nombres que conocimos cuando se empezó a hablar de Unisonic. Pero el que poseía la llave de contacto para  poner en marcha el motor era el gran amigo de Kiske, Kai Hansen. Nada más entrar a formar parte del combo todo se disparó de manera vertiginosa, y fue cuestión de meses que tuviéramos en nuestras manos el ansiado disco debut de éstos chicos. 

Así, nos encontramos de pronto con gente de Pink Cream 69, Gotthard, Gamma Ray y Helloween haciendo un disco conjunto. ¿A qué sonará esto? Pues es inevitable que encontremos destellos de todas esas formaciones en las canciones que componen el álbum, pero a la vez consiguen desprenderse de las posibles etiquetas y no dejan nada claro hacia donde va a ir exactamente dirigida su propuesta, de hecho, creo que ellos mismos no quieren ponerse barreras a la hora de componer y podemos encontrarnos de pronto con un corte lleno de coros al más puro estilo Queen como “Star Rider”, una canción diseñada para convertirse en himno de directo, y en la que lo más importante son esos coros de los que hablo, una deliciosa muestra de la variedad sonora que pueden llegar a ofrecer, y que, gracias a las buenas voces con las que cuentan cada uno de ellos, consiguen un resultado espectacular.




No esperéis la vuelta del vocalista alemán al power metal, el que Hansen le acompañe en ésta aventura es casi anecdótico, son amigos y se lo pasan bien tocando juntos, era inevitable que Michael le invitara a colaborar en ella. Es cierto que ellos dos son la “bandera” que están ondeando a todos los medios, pero es puro marketing, el que los protagonistas de los “Keepers” vuelvan a tocar juntos hace que todos los focos se centren en ellos y en lo que se traen entre manos,  pero, después de escuchar el disco detenidamente debo decir que el principal artífice de que ‘Unisonic’ suene de ésta manera es el grandísimo y nunca suficientemente valorado Dennis Ward. Se nota su  mano en el 80 por cien de las composiciones, además de que su labor como productor garantizaba un sonido pulcro y profesional. Y pienso que si a alguien debemos agradecerle el que éste disco nos guste tanto es al propio Dennis, porque cuando Michael se queda sólo, al final lo estropea, siendo el último corte “No One Ever Sees Me” el mejor ejemplo de ello. Una balada compuesta íntegramente por Kiske y que me resulta bastante sosa, poco emotiva e inconexa, además de excesivamente larga. Junto a ella, o mejor dicho, antes que ella, se encuentra el otro corte “olvidable” del álbum “We Rise”, que baja bastante el listón respecto a lo escuchado. Pero como estoy empezando la casa por el tejado, mejor vayamos por orden…

“Unisonic” ya nos había sido presentada en el EP de adelanto ‘Ignition’, y fue la que más emocionó a todos los fans sedientos de power. Es, como no, la canción perfecta para comenzar un disco, la más rápida de todos los temas y a la vez la más difícil de defender en directo vocalmente, veremos que tal lo hace Kiske en sus shows, aunque viendo algún vídeo grabado en directo por ahí, tengo mis dudas. Aún así, en nuestro reproductor suena inmensa, ardiente y llena de energía sin desfallecer en ningún momento.

“Souls Alive” también la conocimos en el citado EP pero en versión demo, aunque poco difiere del resultado final excepto en la inclusión de los teclados muy presentes en éste corte. No me cuesta trabajo imaginarme la sonrisa cómplice de Michael y Kai al escuchar el inicio guitarrero de la canción, ya que eso será lo más cerca que van a estar de Helloween en todo el disco, así que hay que saborearlo bien, como un exquisito aperitivo que se hace más rico precisamente por lo escaso que resulta. En conjunto la canción es una maravilla de hard n’ heavy con bastante melodía, y precisamente por éste terreno es por donde se van a mover a lo largo de todo el redondo. Tras ella, llega “Never Too Late”, alegre y desenfadada es un corte en el que Kiske no se luce demasiado excepto en el estribillo de tono alto, el bajo de Dennis se escucha claramente y  podemos comprobar como le da el tempo adecuado a la canción en todo momento, fielmente apoyado por su colega Kosta, aunque ésta pista lleva el sello de Hansen y me recuerda muchísimo al “Time To Break Free” de Gamma Ray que casualmente cantaba también el señor Kiske

Ahora empieza la parte más jugosa, “I’ve Tried” es un temazo dominado por el pulso de Dennis y de Kosta que puede recordar muchísimo a Pink Cream 69 en su inicio pero que llega a caminar sólo según va avanzando el minutaje, incluso la voz de Kiske, relajada y suave en las estrofas deja entrever su talento y se desata totalmente cuando llega el estribillo, continuas subidas y bajadas de ritmo que hay que apreciar detenidamente con las guitarras jugueteando a lo largo de todo el tema.
Tras la citada anteriormente “Star Rider” llega “Never Change Me” y tengo que confesar que la segunda vez que escuché el estribillo de ésta canción ya estaba pegando saltos, por supuesto su rockanrollero puente también ayudó.  Coros de nuevo muy buenos y ritmo guitarrero terriblemente pegadizo.

“Renegade” es la resulta de la fusión entre un medio tiempo de Pink Cream con un estribillo típico de Gamma Ray que Kiske interpreta de manera excelente en lo que es una de sus mejores actuaciones vocales en éste trabajo. Los continuos adornos de guitarra que Mandy Meyer y Kai Hansen introducen tanto en ésta como en las demás canciones le dan un plus extra para hacerlas mejores y especiales. “My Sanctuary” ya era mi preferida cuando la escuché en ‘Ignition’ y escucharla aquí de nuevo no hace sino corroborarlo. Un corte que me embruja con su sublime estribillo, y la notable actuación de todos sus músicos, con un duelo excepcional de guitarras en el solo, siendo el riff coreable y el “break” central lo más destacable de todo, además de volver a escuchar ese vibrato tan característico de Michael. Un tema que me hace desear verlos en directo y que seguro que arrasará en sus shows. Y con “King for a Day” se acaba para mí lo mejor de éste disco. Muy presentes de nuevo las cuatro cuerdas marcando el tiempo en un corte de tintes épicos tanto por el estribillo como por sus teclados, y que acelera el ritmo coqueteando con el power melódico en los punteos de guitarra.

La mejor versión que nos puede mostrar Michael Kiske en la actualidad la podemos encontrar en éste disco, pero es justo agradecer la importantísima aportación de todos los músicos que le acompañan en él. No penséis en épocas pasadas que nunca van a volver, escucharlo pensando en el presente y sobre todo en lo que está por venir, un futuro prometedor y que nos dará más alegrías como ésta. Por lo menos ese es mi deseo. 










Fecha Publicación: 30 marzo 2012







Comparte en Google plus

Sobre Nu Rocks

Nu Rocks es un Programa que se emite de manera simultánea,cada semana a través de MariskalRock Radio y Canalblau FM. Son 3 horas con la última hora del Hard Rock, el Metal y el AOR. Las últimas novedades discográficas se interpolan con los clásicos y las secciones de Cine, reportajes, Clásicos, Agenda y demás. En la recta final, los AOR Diamonds! 180 minutos de delirio roquero. ¿Alguien da más?